En estos párrafos comentaremos los complementos de la medina alopática para impedir la ira, se trata de un malestar corriente en estos momentos que será necesario corregir con objeto de no desarrollar enfermedades muy considerables.

Inicialmente vamos a explicar los tratamientos corporales que son realmente técnicas que no requieren traspasar el cuerpo. Los masajes descontracturantes son en realidad terapias manuales que nos harán el mismo efecto que los medicamentos, con objeto de mandar un mensaje a la médula espinal y al aparato locomotor.

La angustia de las plantas medicinales podrá atenuarse con la colaboración del fisioterapeuta siempre y cuando esté formado para esta tarea.

El frotamiento que realizan servirá de gran ayuda de cara a el cuerpo dado que logra restablecer la conexión entre el cuerpo y la mente pues se encontraban desligados a consecuencia de la fatiga.

El masaje va a afectar a varias zonas, en principio en el tejido conectivo líquido que sujeta a cada una de las células del cuerpo humano e incluso es una sustancia imprescindible en donde se llevan a cabo bastantes reacciones metabólicas. Seguidamente en los ligamentos, mediante los músculos expresamos las emociones y en donde el frotamiento va a ayudar a fomentar la vitalidad y de este modo las posturas de nuestro cuerpo serán mejores.

Tercero, en los tejidos firmes, duros y resistentes y además en los puntos de contacto de dos ó más huesos que presentarán debido a la irritabilidad un daño considerable a causa de la escasez de oxígeno y sin duda un descenso de la vitalidad y de la flexibilidad de las conjunciones y uniones entre dos ó más huesos por el deficit de hierro y la insuficiencia de asimilación de nutrientes. Aplicando estas técnicas de liberación se se puede restablecer el trayecto de la sangre a través del cuerpo asi como la conexión entre las unidades más pequeñas de entre los elementos que forman a los seres vivos. Y también se va a deshacer el inconveniente que origina las contracciones persistentes e involuntarias del músculo. Asimismo se estimularán los puntos de contacto de dos ó más huesos con objeto de contar con bastante más vitalidad.

Otra de las curas con el objetivo de eliminar la ira va a ser la hidroterapia. Mediante la aplicación de agua caliente mejora el estado de los ganglios periféricos, se acrecienta la cantidad de sangre que llega a las diferentes partes del cuerpo y se equilibra la temperatura del organismo.

La cura con agua fría produce un efecto analgésico que ayuda a activar las ganas de comer, se expulsan las exotoxinas y también se depura la epidermis. Y también va a fortalecer los nervios craneales y obviamente mejorará su actividad y sin duda se podrán hacer todo tipo de deportes y ejercicios intelectuales. Un baño con agua a baja temperatura de herbolario será lo ideal si quiere que la musculatura se relaje después de un día de bastante trabajo.

Si le sienta mal el agua fresca, dúchese con agua a mucha temperatura usando un termómetro.

Lo más idóneo en estas circunstancias sería bañarse con agua templada y seguidamente mezclarle fragancias que se obtienen de las plantas.

El aceite de romero contiene ingredientes que nos ayudan a combatir la ansiedad.