Está demostrado que la piel de un niño recién nacido es cinco veces más fina que la de un adulto, es por ello que se debe tener un cuidado especial a la hora de tratarla, lavarla e hidratarla.

¿Qué ocurre con la piel de los niños? Ocurre que al ser una piel tan fina es mucho más sensible a sustancias externas: esto quiere decir que la capa córnea está poco desarrollada y que hablamos de una piel que absorbe muy rápidamente. Es por ello que no debemos saturarla a productos que no sean de herblario natural y estén compuestos por sustancias sintéticas o que contengan perfumes artificiales, ya que ciertos productos pueden causarles alergias o irritaciones. Es en estos casos en los que entra la importancia de la cosmética natural: unos productos libres de químicos compuestos por ingredientes orgánicos.

Podremos encontrar todo tipo de productos para niños categorizados dentro de la cosmética natural: desde cremas para pañal, cremas faciales, aceites y cremas de de baño hasta dentífricos.

A continuación vamos a ver ciertos productos por los que están compuestos estos productos de cosmética natural para niños:

Caléndula

La caléndula es una flor natural conocida por sus propiedad calmantes. Podríamos decir que se trata de la flor por excelencia en los productos naturales para niños ya que podemos encontrar infinidad de productos compuestos por esta flor.

La caléndula se utiliza desde hace más de tres mil años por los egipcios ya que la consideraban una planta milagrosa. Pero no solamente fue utilizada en Egipto, griegos y romanos también la usaban para curar muchas enfermedades.

¿Por qué es buena para el cuidado infantil? Además de calmar irritaciones de la piel también tiene propiedades emolientes y suavizantes. Protege la piel fina de los bebés, aportar los nutrientes esenciales y ayuda a limpiar la piel.

Malva Blanca

La malva también es una flor con grandes propiedades que se encuentra en África, Asía y en Europa.

Es muy buena para hidratar la piel atópica con cosmetica natural y para las pieles irritadas. Aunque sus propiedades actúan mucho más allá y también se utiliza para cualquier problema que tengamos en la piel: eczemas, úlceras, granitos, llagas, etc.
Además, se trata de un planta que se puede combinar perfectamente con otras sustancias dedicadas al cuidado de la piel. Por lo que no tendrás problema en combinarla con otros remedios.

Podrás encontrar sin problema productos compuestos por una de estas dos flores, son dos productos muy utilizados en la cosmética natural (sobre todo en la que sirve para tratar problemas de piel y en especial para cubrir las necesidades de los niños). Espero que la experiencia con ellas sea muy positiva.